UNA HISTORIA QUE CONTINUA *


Por Pánfila Clodomira


Bueno esta una historia como muchas quizás, pero que ahora es parte de mi vida diaria. Yo, una mujer de 32 años radicada en Guadalajara, Jalisco, ex esposa de un bombero, con dos hijas pequeñas, por cuestiones no sé si del destino, divinas ¡¡no lo sé!!!.

Un día de esos que estás en casa sola, se me ocurrió entrar a uno de esos miles de chats, me reía de todas las cosas que la gente dice y pasaba el tiempo olvidando un poco los problemas cotidianos y la rutina.

Entre todas esas personas que se reúnen ahí, me llamó la atención un "nick" que decía "BOMBER", parecía que él fuera muy conocido en esa sala, varias personas hablaban con él a la vez y le hacían preguntas y él un poco cortante respondía. Me atreví a intervenir en esa charla, la cual se hizo entretenida entre él y otras dos personas más.

Entre platicas le pregunté que si era bombero, él me dijo que sí, y continuamos con las preguntas de rutina: ¿cuántos años tienes?, ¿casado, soltero? etc.. cuando pregunté ¿dónde vives ? él me contesta que "en el fin del mundo..... ja, ja, ja ". Al principio me sonó a broma, pero bueno lógicamente él me empezó a platicar más de su ciudad que es Ushuaia y entendí eso del fin del mundo...... ja, ja!!!

Contábamos con "web-cam", así que al pasar unas horas nos conocimos, él estaba de guardia ese día.....lo recuerdo bien...., me mostró un poco el cuartel y charlamos sobre su trabajo, que yo un poco sabía de esas cuestiones por razones obvias. Así transcurrió un año, los encuentros se fueron haciendo mas frecuentes, nos llamábamos por teléfono, encontramos la forma de enviarnos mensajes telefónicos.. ja,ja .... parecía que fuéramos vecinos.... no se notaba que 11000 km nos separaban..... jajaja!

Uno de esos días se me ocurrió decirle que si lo podría visitar..... creo que no tenia la menor idea de lo que significaban esa cantidad de kilómetros, y su respuesta inmediata fue una enorme sonrisa y un ¡Sí.... claro!. Pues así empezaron mi preparativos del viaje, que cuando acudí a algunas agencias me preguntaban ¿ a dónde?, ¿cómo se escribe?...ja, ja, ja...... Por fin encontré un precio moderado para los billetes de avión y él me ofreció el hospedaje, que fue un gran gesto de su parte, y así emprendí mi viaje en el mes de mayo de 2006.

Viajé sola y tenía que quedarme un día en Buenos Aires para esperar la conexión al otro día por la mañana a Ushuaia. Al llegar al aeropuerto... cual fue mi sorpresa: que la tía y prima de Rodolfo (ese es su nombre) me esperaban a la salida del andén de llegada, eran como ángeles para mí que estaba entre los nervios y las dudas. Ellas se portaron maravillosas: me trataron como si me conocieran de siempre, esperaron por mi por horas ya que el vuelo se atrasó ¡DIVINAS!, me llevaron al hotel donde solo dormiría, deje mis cosas y me llevaron a pasear por el centro de Buenos Aires (hermoso). Cené la famosa carne con papas que moría por probar y caminamos por horas. La pase genial aunque solo fueron pocas horas. Me dejaron en el hotel y al día siguiente llegó el remis por mí para llevarme al aeropuerto de vuelos internos.

Salí de Bs As y cuando casi llegaba a la ciudad de Ushuaia ...... ver esos paisajes ...... "FUE ALGO MARAVILLOSO" .... algo que nunca había visto, las montañas llenas de hielo, el mar .... "no lo olvido jamás". Bueno pues ..... aterrizó el avión y cuando llegué a recoger mi equipaje, entre la gente buscaba a Rodolfo, que por primera vez vería en persona, qué emoción tan indescriptible... él se veía nervioso y ansioso igual que yo por conocernos...... recogí mi equipaje y salí a su encuentro, el cual fue genial, nos dimos un gran abrazo ...... parecía un sueño!!!!
Pasé en Ushuaia 10 días extraordinarios, me enamore aún más de él, de la ciudad, de la gente ............ todo fue mejor de lo que esperaba!!! Por supuesto que a la hora de mi regreso a México, todo fue muy doloroso y triste ..... creo que lloré las 17 horas de vuelo. Pero bueno yo tenía que volver: mis hijas me esperaban en casa.

Hoy tenemos planes de boda, él viene a Guadalajara el día 5 de mayo y nuestras familias saben que queremos estar juntos, lo más probable sea que yo vaya a vivir a Ushuaia lo más pronto posible y radicar ahí junto con mis dos hijas.

Argentina y su gente me dejaron un buen sabor de boca, nunca imagine encontrar el amor en tan lejano lugar y mucho menos a esa gente que me brindo su amistad y confianza: " Andrea, Blanca, Hugo, Cristina, Stefania, Kevin, Juan Ma, ALDANA, y Rodolfo que amo con todas mis fuerzas, Haans y el cuartel de bomberos de Ushuaia...... jaja" ...... todos gente linda.

Posiblemente la historia que cuente la próxima vez será desde la Patagonia y me dará mucho gusto poder compartirla.

*Esta historia nos llegó al correo del portal y desde México (de Pánfila Clodomira). Queremos compartirlo con ustedes.



HISTORIAS DE MEXICANOS EN ARGENTINA

HISTORIAS DE ARGENTINOS EN MÉXICO


El día que me volví hincha de River

por Raquel Turrubiantes


Aprendiendo a sobrevivir en el Distrito Federal

por Emilio Petersen


Aprendiendo a sobrevivir en Buenos Aires

por Un Amigo Mexicano 


A golpes también se aprende

por Emilio Petersen

 
Una etapa, un fin, un comienzo

por Fernando Bertezzolo


Una historia que continúa

por Pánfila Clodomira


¡¡VIVA MÉXICO!!

por Nancy Mansilla