MUESTRA
Adriana Kozub presenta Corte Carré

Curaduría de Michel Blancsubé

Reconstruir identidades a partir de la carga simbólica que le ha sido impuesta al cabello humano es una de las premisas de Corte Carré, la nueva serie de Adriana Kozub (Argentina, 1971). Bajo la curaduría de Michel Blancsubé, la artista transforma este componente orgánico en rostros en construcción; personas anónimas, figuras solitarias y masas humanas que forman vasos comunicantes.

"Elegí este elemento porque contiene aspectos fundamentales de nuestra identidad material y en su faceta ontológica evoca virtudes y principios que no se extinguen con el fin de la existencia. Es un material que trasciende la muerte del cuerpo y está ligado a la idea de resistencia, memoria y afecto. Estamos inmersos en un mundo de sistemas, de identidades complejas formadas por partes en interacción mutua. El ser humano como parte de un sistema social se manifiesta a partir de sus interconexiones y adquiere significados potenciales que están presentes en la riqueza de su vivencia. Estas conexiones son las que me interesa mostrar con mi trabajo", dice Kozub.

La existencia de los guardapelos como símbolo de afecto o la exhibición pública de una cabeza rapada como signo de humillación -como el caso de las mujeres parisinas acusadas de colaborar con los nazis- son un ejemplo claro de la carga emocional que la sociedad le transfiere a esta parte del cuerpo.

Esta serie conformada por 22 piezas, toma su nombre de un corte de cabello inspirado en la Bauhaus, el cual posee un lineamiento estilístico que permite un sin número de variantes y busca crear formas sencillas y básicas. Bajo estos parámetros tan depurados, Adriana Kozub se plantea la idea de regresar a lo básico como plataforma para la reconstrucción del individuo con una mirada sobria y sin ornamentos.

La historia anónima que el mismo material contiene, le permite recrear un ser que podría ser ella misma, conformado por un sistema que resiste, guarda memoria, genera y recibe afecto en sus interconexiones.

La exposición también contiene una instalación interactiva en donde se invita al espectador a reconstruir su propia imagen frente a un espejo utilizando polvo de cabello.

Adriana Kozub, presenta esta obra en varias partes de Latinoamérica, iniciando por Argentina en el Centro Cultural Borges del 12 de mayo al 5 de junio; en el ECA de Mendoza, Espacio de Arte Contemporáneo del 8 de julio al 15 de agosto; y en el MAC, Museo de Arte Contemporáneo de Salta.

Sobre Adriana Kozub

Nace en Mendoza, Argentina, 1971. Estudia dibujo y pintura en la Escuela Nacional de Bellas Artes Prilidiano Pueyrredón, de la ciudad de Buenos Aires, Argentina.
Continúa su formación profesional con creadores como: Gilberto Aceves Navarro, Luis Nishizawa, Thomas Parra, Damaris Ceres, Pepe Castellanos y Cristina Ballesteros en México y España. Suma al aprendizaje plástico, los diversos talleres sobre teatro y cine con maestros como: Alicia Bruzzo, Luis de Tavira, Eugenio Barba, entre otros, que le permiten explorar el performance y la acción como arte interdisciplinario, generando así en 2011 una "acción poética pública" presentada en el Museo Nacional de Arte de la Ciudad de México, la Fonoteca Nacional y otros espacios institucionales y públicos. Cuenta con exposiciones individuales desde el 2011. Su obra se seleccionó en el 2009 para la Bienal Internacional SIART, Bolivia.

CARTELERA 2006 CARTELERA 2007 CARTELERA 2008 CARTELERA 2009
CARTELERA 2010 CARTELERA 2011 CARTELERA 2012 CARTELERA 2013 CARTELERA 2014
CARTELERA 2015 CARTELERA 2016